Despues de la tormenta

Despues de la tormenta
siempre llega la calma

jueves, 11 de septiembre de 2008

Para Muriel


No puedo darte soluciones
Para todos los problemas de la vida,
Ni tengo respuestas para tus dudas o temores,
Pero puedo escucharte y buscarlas junto a ti.
No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro.
Pero cuando me necesites, estaré allí.
No puedo evitar que tropieces.
Solamente puedo ofrecerte mi mano
Para que te sujetes y no caigas.
Tus alegrías, tu triunfo y tus éxitos no son míos.
Pero los disfruto sinceramente con tigo
Cuando te veo feliz.
No juzgo las decisiones que tomas en la vida.
Me limito a apoyarte y a ayudarte si me lo pides.
No puedo impedir que te alejes de mí.
Pero si puedo desearte lo mejor y
Esperar a que vuelvas.
No puedo evitar tus sufrimientos
Cuando alguna pena te parte el corazón,
Pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos
Para armarlo de nuevo.
No puedo decirte quién eres
Ni quién deberías ser.
Solamente puedo quererte como eres y ser tu amiga.

3 comentarios:

María del Mar dijo...

Qué bonito escribes Fany, y qué orgullosa están todos tus amigos de ti (entre los que con tu permiso me incluyo)
Un besazo

María del Mar dijo...

Ah, me ha encantado entrar al blog y encontrarme con una radio en italiano.

niñata dijo...

Fany, sinceramente, se me han puesto los pelos de punta. Es alucinante la forma que tienes de expresarte, me encanta. Me alegro de haberte conocido, eres genial.